19 December, 2018

El mejor portal de Coches de Sevilla, nuevos, ócasion y segunda mano

¿Tiene un Opel y está pensando en reprogramar la centralita para aumentar la potencia? Le contamos los pros y contras de esta práctica habitual en el mundo del motor.

La centralita o ECU (Engine Control Unit) es la unidad de control electrónico que regula el motor, es decir, es el núcleo de un complejo sistema electrónico  compuesto por sensores y actuadores.

Una avería recurrente en los vehículos Opel con motores 1.7 DTi son los tirones constante o las dificultades para arrancar producidas por un mal funcionamiento del ECU. La reparación de centralita Isuzu de Opel  puede realizarse de forma sencilla con la ayuda de un  ordenador y unas manos expertas. A continuación le detallamos algunas de sus ventajas e inconvenientes.

Ventajas:

-Un extra de potencia: en los vehículos sin turbo  apenas supone una mejora del 10% en el rendimiento, pero en un motor sobrealimentado la potencia puede mejorar hasta en un 60%.

Consumo: mientras que en los motores de gasolina sin turbo el consumo se mantiene prácticamente inalterable, los motores turbodiésel limitan la alimentación del motor de forma ligera reduciendo los consumos.

Inconvenientes:

-Salud del motor: la reprogramación de la centralita puede repercutir en la durabilidad del propulsor. No obstante, el correcto mantenimiento y el control de los tiempos de calentamiento y enfriamiento, pueden ayudar  a prevenir este problema.

Garantía: la garantía oficial del fabricante puede ser anulada al realizarse modificaciones en el estado original del vehículo.

Contaminación: en ocasiones,  los motores turbodiésel han visto aumentados los niveles de emisión de partículas contaminantes. En este caso, lo más recomendable es  revertir la modificación de la centralita para evitar sanciones.

Reparaciones